MANUAL COMPLETO. Cómo superar una ruptura, etapas y consejos

Cuando empezamos a salir con alguien estamos tan ilusionados con esta nueva relación que ponemos todo nuestro esfuerzo para que todo vaya bien y  prospere. Durante el tiempo que dura esta relación, construimos una historia en común en la que los momentos mágicos se suceden: los primeros besos, la primera vez, aquella tarde en la playa, la primera película que  vimos juntos, aquella cafetería en la que solíamos contarnos las confidencias, etc. Y no sólo eso, la pareja, en muchos de los casos y a medida que vamos haciéndonos mayores, se acaba convirtiendo en uno de los pilares centrales de nuestra vida, de tal manera que en muchos casos no se entiende la existencia de uno sin la existencia del otro.

Cuándo amamos a alguien es normal que imaginemos que la otra persona estará a nuestro lado el resto de nuestra vida, pero lo cierto es que en muchos casos el amor tiene fecha de caducidad, y es entonces cuando todas nuestras creencias se vienen abajo.

Excepto escasas excepciones, muchos somos los que hemos tenido que pasar por alguna ruptura al largo de nuestra vida y es que al fin y al cabo, hay demasiada gente en el mundo como para tener la suerte de encontrar a la persona con la que compartir el resto de nuestra existencia a la primera de cambio. Sin embargo, pasar por una ruptura amorosa es doloroso, tan doloroso que a veces sentimos que algo dentro de nosotros muere con ella y nos preguntamos: ¿cómo superar una ruptura?

El dolor tiene varios condicionantes como puede ser: el tipo de relación que mantuviéramos con la otra persona, la duración de esta relación, las cosas que compartiéramos con ella,  la intensidad de la misma, las proyecciones de futuro hechas o las cosas a las que hemos llegado a renunciar por la otra persona. No obstante el dolor también depende de los recursos personales de cada cual y la manera de afrontar la separación amorosa.

No obstante a la hora de saber cómo superar una ruptura hay que tener en cuenta que todos, a nuestra manera pasamos por un periodo de duelo, de dolor profundo ante la pérdida de una persona amada cuándo la relación sentimental se rompe, con unas características similares a las que se suceden cuándo se muere un ser amado. Aunque la otra persona no desaparece del todo, si que desaparece de nuestra vida y es por ello que en cierta manera es como si “muriera” para nosotros, algo que nos hace sentir emociones agónicas y muy dolorosas.

ETAPAS DEL DUELO PARA SUPERAR UNA RUPTURA SENTIMENTAL

Este duelo está formado por tres etapas que se corresponden con las tres etapas por las que todos pasamos a la hora de afrontar la pérdida en la separación y que son básicas para entender cómo superar una ruptura sentimental: fase inicial o de negación, enojo/ira y aceptación/adaptación.

PRIMERA FASE: Fase inicial o de negación

Es fácil de reconocer ya que se produce en los primeros instantes y se caracteriza por no querer aceptar la situación vivida: “esto no puede estar sucediendo”, “no es real, es una pesadilla”, “tiene que haber algún error”. Las frases de negación se suceden al inicio en medio del pánico cuando descubrimos que la otra persona ha tomado la decisión de dejarnos. Es la reacción típica, el primer golpe y cada uno de nosotros tiene una manera particular de afrontarla: algunos gritan, otros dan golpes y muchos más se quedan tan pasmados que no pueden ni hablar. Durante esta fase inicial es normal que rompamos a llorar cada dos por tres y estemos susceptibles. En esta fase también es común que intentemos recuperar a ese amor perdido a toda costa, pensando que todo no es más que un malentendido y que volveremos a estar juntos. Suele ser la fase más intensa pero también la más corta, así que si te encuentras en ella, ánimo, ya verás como en unos días el dolor irá remitiendo.

  • ¿Puedo suavizar un poco este dolor para superar una ruptura?

Primero tenemos que aceptar la realidad: nos han dejado y no volverán con nosotros. Por mucho que nos esforcemos en volver con la otra persona, eso no va a suceder, o al menos no por ahora, por ello debemos aceptar que la relación se ha acabado y que debemos empezar una nueva etapa de nuestra vida; cerrar un ciclo y abrir otro. Por ello es importante que nos mantengamos alejados de la otra persona: bloquear su facebook, su messenger, sus mails, etc. Debes coger todas sus cosas y guardarlas: fotos, objetos, regalos, cartas, libros, etc., cuántas menos cosas tengas en medio menos pensarás en es apersona. También te será muy positivo quedar con los amigos y hablar. Es muy importante que expliques lo que te pases por dentro ya que si estás muy lleno de dolor, es importante vaciarte para volver a empezar de nuevo.

SEGUNDA FASE: Fase de enojo e ira

Es la etapa nos convierte en bombas emocionales. Una vez aceptemos que la otra persona ya no regresará, que nos ha abandonado para siempre, es normal que empecemos a sentir odio e ira hacia esa persona, por habernos abandonado dejándonos solos. Seguramente tiraremos todas sus cosas, la borraremos de nuestra vida y hablaremos mal de ella a nuestros conocidos. Es totalmente legítimo que sintamos odio hacia la persona que ha cambiado nuestra vida de una manera tan importante, al fin y al cabo para nosotros será inconcebible que haya dejado de amarnos. También, será durante esta etapa que reflexionaremos sobre la relación, sobre las cosas que no se hicieron o se hicieron  mal, teniendo en mente el eterno “y si…” que muchas veces puede llegar a martirizarnos. Sin embargo no te preocupes, porqué es temporal y porqué poco a poco el enfado irá desapareciendo.

  • ¿Cómo podemos mitigar la ira?

Lo mejor es que intentes reorganizar tu vida, cuándo llevamos mucho tiempo con alguien es normal que tengamos un futuro en común, es por eso que no debemos dejar que la incertidumbre nos paralice. También nos irá bien conocer gente, además hoy en día gracias a Internet tenemos muchos canales para hacerlo, y eso nos aliviará un poco el dolor que suframos. No se trata de “a rey muerto rey puesto”, sino a mejorar un poco nuestro autoestima (que normalmente en estas situaciones suele estar por los suelos) y engrosar nuestra cartera de contactos. También tenemos que hacer cosas, muchas cosas, cuánto más entretenidos estemos, menos pensaremos en ello y mejor superaremos la situación.

TERCERA FASE: Aceptación/adaptación

Esta es la última de las etapas del duelo, en ella por fin habremos aceptado que nos han dejado, entendiendo motivos y razones. Sentiremos pena, seguramente en algunos momentos dolor, pero poco a poco podremos empezar a mirar adelante y rehacer nuestra vida. De vez en cuando aún tendremos recuerdos de esa persona y esa relación, pero ya no nos enfadaremos con ellos, sino que sentiremos tristeza y cariño. La relación con el entorno y la nueva normalidad nos harán integrarnos de nuevo en la vida sin la dependencia emocional de esa persona.

  • ¿Y ahora qué?

Es el momento de volver a empezar y dejar atrás las dudas de como superar una ruptura, debes empezar a trazar un nuevo camino y hacer realidad nuestros sueños. Empezaremos a quedar con gente, a tontear de nuevo, a ilusionarnos y poco a poco un nuevo sendero de felicidad hará que todo ese dolor pasado no sea más que un recuerdo triste. Mientras esperas que otra persona se cruce por tu camino, haz todo lo que siempre habías querido hacer, recupera a tus amigos y lucha por  tus sueños.

Leave a Reply

Solve : *
30 ⁄ 15 =


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies