Stop a la dependencia emocional: se dependiente de TI mismo

La dependencia emocional es un lastre. Sentirnos atado a alguien o algo es sólo una manera de huir de nosotros mismos, para no ser totalmente libres de hacer lo que queramos. Tener dependencia emocional de la familia, de la pareja o de los amigos lo único que consigue es que a la hora de tomar decisiones nos pongamos excusas, dejando muchas veces de hacer cosas por esa/esas personas que están a nuestro lado. Si te sientes así, si crees que te estás estancando en tus relaciones, va siendo hora de qué cojas las riendas de tu propia vida.

Amar significa querer a una persona y dar lo mejor de ti para con ella, por eso, no podemos quedarnos con una versión recortada de nosotros mismos, sino que debemos ser fieles a lo que queremos para nunca renunciar a nuestra propia esencia. Es cierto que a medida que pasa los años, nos van atando cosas de las que es muy difícil desligarse. Primero la pareja, que acaba siendo como una prolongación de nuestro ser y más tarde nuestros hijos, que forman parte de nosotros mismos. Es normal que sintamos necesidad de estar con esas personas y eso es positivo (el cariño y el amor son primordiales para que las relaciones funcionen). Sin embargo, hay que vigilar que este amor se acabe convirtiendo en dependencia y nos anule.

Una persona que ha dejado de ser ella misma por amor, es una persona dependiente. La persona con dependencia emocional no ama sanamente sino que ama con veneno, haciendo que todo lo que rodea su vida gire alrededor de otras personas, sin acabar de coger las riendas de su vida. Las personas dependientes se anulan por el amor al otro, lo sacrifican todo por mantener esa relación que creen primordial, sin darse cuenta que  esta actitud justamente es la que puede matarla.

Si te encuentras en esta tesitura, si amas tanto a alguien que sientes que mueres si no estás a su lado, es hora de que intentes matar esa parte amarga de las relaciones que gobiernan tu vida. Para empezar, intenta hacer cosas que te gusten a ti mismo sin esperar la aprobación de nadie. Si dejaste de estudiar por alguien, es hora de retomar esos estudios. Si siempre te ha gustado la literatura, quizás puedas apuntarte a un club de lectura o a un taller literario. Busca la manera de hacer cosas que te gusten a ti, busca tu momento personal en el que amarte a ti misma.

Cuándo empieces a disfrutar de tu tiempo en soledad, verás como poco a poco esas relaciones que se habían convertido en mortíferas empiezan a sanar. Ya no te encontrarás atada sino libre de ser tu mismo y realizar lo que siempre habías querido sin dejar de amar a las personas que amas. No confundas dependencia con amor, porqué son dos cosas distintas. Amar es ser libre de ser tu mismo sin perder tu propia individualidad. Amar es encontrar el camino para ser quién realmente siempre has querido ser.

Leave a Reply

Solve : *
21 ⁄ 7 =


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR